ImplementaSur

Con el objetivo de impulsar la alineación de las inversiones hacia actividades medioambientalmente sostenibles, se ha planteado a nivel global la necesidad de establecer sistemas de clasificación o “taxonomías”. Éstas permiten determinar de manera objetiva y creíble qué actividades, proyectos e inversiones se consideran medioambientalmente sostenibles. Su implementación proporciona un lenguaje común que facilita la comparabilidad entre diferentes actividades y contribuye a evitar el “lavado verde”, es decir, la entrega de información inexacta o falsa sobre las características sostenibles de los productos y servicios financieros ofrecidos. Este tipo de prácticas puede dañar la confianza en el mercado y afectar su desarrollo, liquidez y profundidad.

En Chile, a partir de los Informes de Progreso del denominado “Acuerdo Verde”, se reconoció, a partir de 2021, la relevancia de contar con una Taxonomía que permita contar con un lenguaje común para determinar aquello que es sostenible. Con este propósito, se elaboró una “Hoja de Ruta para una Taxonomía en Chile”, que entregó diez recomendaciones para su desarrollo. Posteriormente, a comienzos de 2022, en línea con las sugerencias de la Hoja de Ruta y tomando en cuenta las lecciones aprendidas y mejores prácticas de otras jurisdicciones, se convocó a un Comité Preparatorio para el Desarrollo un Sistema de Clasificación de Actividades Económicas Medioambientalmente Sostenibles.

El Comité Preparatorio, cuya presidencia y secretaría técnica se alojaron en el Ministerio de Hacienda, contó con la participación de expertos locales y externos provenientes del Banco Central de Chile, la Comisión para el Mercado Financiero, el Ministerio del Medio Ambiente, la Superintendencia de Pensiones, el Banco Interamericano de Desarrollo, y Climate Bonds Initiative. Su objetivo fue analizar y discutir la definición de los elementos de diseño que constituyen el eje central de la Taxonomía (los llamados «Elementos Estructurales»), que deben definirse de manera previa a la construcción de su contenido. Los Elementos Estructurales son:

  1. Objetivos Medioambientales,
  2. Conjunto de actividades y sectores económicos a incluir en la Taxonomía, junto con su clasificación,
  3. Reglas Mínimas que determinan las condiciones o requisitos para que una actividad se considere medioambientalmente sostenible,
  4. Gobernanza futura para el desarrollo del contenido de la herramienta, y
  5. Marco de Implementación

Los expertos discutieron y analizaron, de manera no vinculante, las definiciones de los Elementos Estructurales considerando los compromisos que Chile ha adquirido a nivel internacional, las leyes y normativas locales, la estructura del mercado de capitales y su marco institucional, las experiencias de jurisdicciones extranjeras, los principios y recomendaciones emitidos por organismos internacionales, entre otros aspectos.

Tras el trabajo realizado, la Secretaría Técnica del Comité Preparatorio estudió el material, a partir del cual el Presidente de la misma instancia compiló una serie de recomendaciones en torno de la definición de los cinco Elementos Estructurales, que fueron presentadas al Ministro de Hacienda en enero de 2023.

Estas recomendaciones fueron revisadas por el Ministro y su equipo de asesores. Se elaboró así el documento «Estructura del Sistema de Clasificación o Taxonomía de Actividades Económicas Medioambientalmente Sostenibles para Chile«, cuyo objetivo es presentar el marco para la construcción de una Taxonomía nacional. Este marco, constituido por los cinco Elementos Estructurales mencionados, busca el equilibrio entre ser coherentes con las políticas y compromisos del país, y cumplir con criterios de interoperabilidad internacional al mismo tiempo.

GOBERNANZA

El correcto desarrollo de una Taxonomía requiere de la coordinación de múltiples actores de interés o stakeholders, incluyendo autoridades, sector público, instituciones financieras, empresas privadas y expertos técnicos. Tal coordinación requiere, a su vez, de definir funciones y roles bajo una gobernanza concreta.

En este contexto, la Taxonomía de Chile se desarrollará bajo una gobernanza que contará con tres niveles:

  1. Directivo
  2. Coordinador
  3. Técnico

En detalle, el esquema de gobernanza para el desarrollo de la taxonomía local es el siguiente.

Fuente: Ministerio de Hacienda, 2023.

NIVEL DIRECTIVO

El Nivel Directivo está alojado en la Oficina de Finanzas Verdes del Ministerio de Hacienda y es integrado por representantes de esta cartera.

Existe además un Consejo Consultivo de Taxonomía de carácter técnico, autónomo y permanente, que no forma parte de la gobernanza pero brinda asesoramiento independiente y no vinculante al Ministerio de Hacienda respecto del diseño, desarrollo e implementación de la Taxonomía a nivel nacional. Está integrado por miembros designados por parte de las autoridades de las siguientes instituciones: Ministerio del Medio Ambiente, Comisión para el Mercado Financiero, Superintendencia de Pensiones y Banco Central de Chile.

Asimismo, se establecerán dos Comités independientes y no vinculantes que asesorarán al Ministerio de Hacienda:

  • Comité de Implementación: Estará compuesto principalmente por asociaciones gremiales, expertos técnicos y académicos, y ministerios sectoriales relevantes. Su función es brindar asesoramiento centrado en el uso de la Taxonomía y proponer enfoques equilibrados para garantizar su implementación exitosa y efectiva por parte de las entidades locales. Además, abordará los desafíos y oportunidades que la
    Taxonomía puede ofrecer en la transición hacia actividades económicas más sostenibles.
  • Comité de Experticia Internacional: Podrá contar con la participación de organizaciones, consultores y expertos internacionales. Su papel es brindar asesoría especialmente en lo referente a tendencias, estándares y mejores prácticas que se aplican a nivel mundial, enriqueciendo el proceso con su experiencia global y ofreciendo perspectivas innovadoras que pueden inspirar soluciones creativas que puedan ser adaptadas a nivel local. Este comité se conforma una vez concluido el proceso de los Grupos temporales; es decir, cuando ya se encuentre terminada la primera versión de la taxonomía.

NIVEL COORDINADOR

El Nivel Coordinador es conformado por consultores que reciben una remuneración por sus servicios con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo. Este nivel es temporal y permanece sólo para desarrollo del primer borrador de Taxonomía local.

Los consultores seleccionados por el Nivel Directivo son ImplementaSur y el Center for Clean Air Policy (CCAP).

ImplementaSur es una empresa consultora experta en gestión climática. Desde 2017, promueve acciones concretas para gestionar los riesgos derivados del cambio climático. Brinda asesoría técnica experta a organizaciones del sector público y privado en gestión climática, financiamiento climático y política climática, diseñando estrategias y apoyando la implementación de acciones de mitigación y adaptación en proyectos en Chile, América Latina y otros países del mundo.

El Centro para la Política de Aire Limpio (CCAP, por sus siglas en inglés), es una organización académica gubernamental, de investigación y sin fines de lucro, establecida en 1985. Apoya a formuladores de políticas de todo el mundo a desarrollar, promover e implementar soluciones innovadoras basadas en el mercado para los principales problemas climáticos que benefician tanto a los intereses ambientales como económicos.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) tiene como misión mejorar vidas. Fundado en 1956, es una de las principales fuentes de financiamiento a largo plazo para el desarrollo económico, social e institucional de América Latina y el Caribe. El BID también realiza proyectos de investigación de vanguardia y ofrece asesoría sobre políticas, asistencia técnica y capacitación a clientes púbicos y privados en toda la región. En la iniciativa de la Taxonomía de Chile, desempeña un papel crucial al apoyar al Ministerio de Hacienda brindando asistencia técnica para ejecutar los requerimientos del Nivel Coordinador. Este nivel es esencial para asegurar la cohesión y la alineación estratégica del proyecto, facilitando la asesoría especializada y los recursos necesarios para alcanzar los objetivos establecidos y fomentar el avance significativo de la iniciativa.

NIVEL TÉCNICO

El Nivel Técnico se divide en tres grupos, cuyas principales tareas se definen dependiendo del grupo. Esto tres grupos son: Grupos Temporales de Experticia Técnica o Chairpersons; Grupo Permanente de Experticia Técnica, y Grupos Revisores.

CHAIRPERSONS

Personas con experiencia y/o calificaciones técnicas para cada sector. Existe un Chairperson por sector, cuyo trabajo es temporal.


GRUPOS REVISORES

Conformado por sub-grupos para cada Sector Económico Elegible (SEE), cuenta con representantes sectoriales del tanto del sector privado –particularmente de las Pequeñas y Medianas Empresas (PYMES) y asociaciones gremiales- como también de organismos del Estado relevantes y de la academia.

Puedes inscribirte para participar e integrar los Grupos Revisores y aportar en los contenidos y materias asociadas a la propuesta del Sistema de Clasificación o Taxonomía de Actividades Económicas Medioambientalmente Sostenibles para Chile.

Carrito de compra